Cruz de Caravaca

La Cruz de Caravaca se trata de una reliquia con forma de cruz latina de doble brazo (una forma parecida a la Cruz Patriarcal y de Lorena) que porta un fragmento de la cruz (Lignum Crucis) donde murió Jesucristo (también conocida como Vera Cruz o Santa Cruz).

Debido a la leyenda de sus poderes milagrosos, también se conoce a este símbolo como “la Milagrosa”

¿Dónde se encuentra la Cruz de Caravaca? Este relicario se puede encontrar en la Real Basílica-Santuario de la Vera Cruz ubicada en la ciudad murciana de Caravaca de la Cruz.

Historia de la Cruz de Caravaca

El origen de esta reliquia es un completo misterio y está lleno de fábulas, pero la leyenda de la cruz de caravaca es la siguiente:

En el siglo XII, el día 3 de Mayo de 1232, el sacerdote D. Ginós iba a dar comienzo la primera misa del Rey moro Zeyt Abuceyt en Caravaca, pero mencionó que necesitaba una cruz para realizar la ceremonia. En ese momento y después de un resplandor celeste, se le aparecieron dos ángeles que descendían con la Cruz de Caravaca y la posaron en el altar. Tras presenciar este evento, la leyenda cuenta que el emir y toda su corte se bautizaron, dejando su religión musulmana y convirtiéndose al cristianismo.

una de las pinturas de la cruz de caravaca creada por Hernando de los Llanos

Óleo de Hernando de Llanos en una tabla que representa la Leyenda de la Cruz de Caravaca

Debido a esta historia muchas veces la cruz de caravaca se ve representada con dos ángeles (en pinturas y joyería principalmente). Además al mostrarla de esta forma, se logra diferenciar de otras cruces parecidas como la Patriarcal y la de Lorena.

Tiempo después y durante la reconquista del reino murciano (en el año 1243), la cruz de caravaca se utilizó como bandera y estandarte mientras resisitía los ataques musulmanes, logrando que Caravaca se convirtiera en el bastión de la frontera que dividía los territorios musulmanes y españoles.

Aumento de popularidad de la Cruz de Caravaca

Al tratarse de un objeto cristiano tan venerado, con el tiempo a la cruz de caracava se le comenzaron a atribuir una gran cantidad de leyendas. Debido a eso comenzó a ser bastante popular realizar un peregrinaje al Santuario donde se albergaba la cruz.

Durante este tiempo también se comenzaron a crear cruces de caravaca para regalar, normalmente hechas de oro o plata (o de forma más económica con latón), convirtiéndose en una tradición.

Con el aumento de la popularidad de esta reliquia entre todos los cristianos, a modo de presente, el maestre de la Orden de Santiago Lorenzo I Suárez de Figueroa, regaló una arqueta de plata para que se guardara la reliquia en ella.

Todas las leyendas y poderes mágicos que se le atribuyeron a la cruz de caravaca, se transmitieron por prácticamente todo el territorio cristiano gracias a la literatura de cordel. Distribuída en los pliegos que repartían los colonos cristianos, logró que este símbolo fuera muy importante dentro de la cristiandad.

Robo de la Cruz

Lamentablemente y al igual que la Cruz de la Victoria, la Cruz de Caravaca también sufrió un robo en el año 1934. Pero aunque la cruz asturiana volvió a su lugar original años después, la reliquia murciana no tuvo la misma suerte.

Dos años antes del comienzo de la Guerra Civil Española, la crispación entre los dos bandos cada vez estaba en aumento. Los ataques a la iglesia y sus objetos icónicos estaban a la orden del día. El día escogido por los ladrones fue la noche del 12 de Febrero. A la mañana siguiente, los miembros del Santuario se percataron del robo y lo denunciaron ante las autoridades.

Hubieron muchas teorías, pero al final una de las más peso ganó con el tiempo es que en el robo colaboró alguien cercano, específicamente el cura, para entregar la reliquia a una logia masónica. Lamentablemente nunca se pronunció sobre este tema pese a ser acusado y falleció unos años después.

Después de cerrarse el caso, volverse a abrir y volver a dar por cerrado al dar por válida la anterior teoría, Caravaca pidió al Vaticano si era posible recibir otro trozo de la Vera Cruz para reemplazar el vacío que había dejado el robo de la cruz. Por suerte, 6 años después en 1940, el Papa actual (Pío XII) aceptó su petición y enviaron otro fragmento del Lignum Crucis que es el que actualmente se encuentra dentro de la Basilíca.

cruz de caravaca original en el año 1924

Fotograma del documental La Cruz de Mayo de 1924 en el que se puede ver la Cruz de Caravaca Original 10 años antes de ser robada

En la actualidad

En la actualidad podemos ver la nueva Cruz de Caravaca en la Real Basílica Santuario de la Vera Cruz en Murcia. Esta reliquia la suelen sacar en varias celebraciones, especialmente cuando se celebra el comienzo y final de los años jubilares que suceden cada 7 años desde 2003.

la nueva cruz de caravaca tras el robo de la original

Significado de la Cruz de Caravaca

¿Qué significa la Cruz de Caravaca? A este símbolo se le suelen atribuir poderes mágicos cuando se utiliza como talismán, para proteger contra catástrofes y peligros como robos o ataques. Aunque uno de los usos en los que más se ha extendido con la Cruz de Caravaca es regalársela a una embarazada. Ya que cuando lo porta una mujer que se encuentra encinta le favorece el parto.

También se le da el significado de protector del mal e incluso se llegaba a utilizar como herramienta de exorcismo.

Curiosidades

La cruz de caravaca ha tenido una gran cantidad de usos en la historia, pero uno de los más curiosos es que se utilizaba como un “anti-rayos” y se llevaba colgada del cuello en los días de tormenta (o se labraba la imagen de la cruz en la puerta de una casa para evitar el mal augurio).

Oración de la Cruz de Caravaca

Hay muchas oraciones para la Cruz de Caravaca y cada una está creada para un propósito distinto. Hay oraciones para aliviar algún dolor, para alejar cualquier tipo de peligro o mal augurio, para rezar por un difunto e incluso para exorcizar. Pero la oración original que se emplea con la Cruz de Caravaca es la del Santo Tomás de Aquino. La oración de la invocación a la cruz reza lo siguiente:

Oración en latín:

Crux Mihi Certa Salus.
Crux Est Quam Semper Adóro.
Crux Dómini Mecum.
Crux Mihi Refúgium.

Oración traducida al español:

La Cruz es mi Salvación Segura.
La Cruz es lo que Siempre Adoro.
La Cruz del Señor está Conmigo.
La Cruz es mi Refugio.

Compartir