Cruz de Calatrava

La Cruz de Calatrava es una cruz griega con unos acabados al final de los brazos con forma de la flor de lis, una representación de la flor del lirio. Este tipo de cruz es conocida como cruz florenzada y además le acompaña con un color rojo vivo llamado “de gules” en heráldica.

La Cruz de Calatrava tal cual la conocemos hoy en día fue utilizada a finales del siglo XIV, en el año 1397

Origen e historia de la cruz

Este símbolo representaba a la Orden de Calatrava, fundada en el año 1158 en el Reino de Castilla, pero no se tienen referencias escritas de la cruz hasta el siglo XIII. En un principio este símbolo de la Orden de Calatrava era una cruz griega florenzada (las extremidades tienen forma de una cabeza de flor de lis) de color negro.

La fundación de esta Orden por el abad Raimundo de Fitero fue principalmente para proteger la ciudad de Calatrava, que estaba ubicada muy cerca de la actual Ciudad Real en Castilla-La Mancha y era un punto muy importante para la defensa del territorio del Reino de Castilla. Era una orden militar y también religiosa perteneciente al grupo de la Orden del Císter.

¿Cómo se fundó la Orden de Calatrava?

La villa fue recuperada de manos de los árabes el año 1147 y debido a que era un punto muy importante para la defensa de Toledo, Calatrava se presentó para hacerse cargo de su defensa con un ejército de 20000 soldados, entre ellos monjes. Tras formar la orden con el permiso de Raimundo, se utilizó como emblema la Cruz de Calatrava de color negro que hemos visto anteriormente.

Esta cruz original se puede apreciar en las miniaturas de la Cantiga 205 a Santa María y además también podemos apreciar que la Cruz de Santiago tal cual la conocemos ahora, ha variado un poco de forma y no se corresponde con la original.

La Cruz de Calatrava original en las pinturas de la Cantiga 205 a Santa María junto a la Orden de Santiago y su cruz original

En esta imagen podemos ver la cruz negra en los estandartes, en los escudos y yelmos de los caballeros de la Orden de Calatrava

Cambio de color de la cruz

El cambio del color negro al rojo vivo que conocemos sucedió en el año 1397. El 26 de Junio, el papa Benedicto XIII (también conocido como papa Luna) a través de una bula papal con un sello de oro, concedió el cambio de la vestimenta a los clérigos de la Orden de Calatrava. Entonces tomaron como insignia una cruz roja con extremidades de flor de lis y con el paso de los años, las extremidades de la cruz se fueron haciendo más detalladas y elaboradas hasta llegar a la cruz que conocemos hoy en día.

Significado de la Cruz de Calatrava

La Cruz de Calatrava representaba a la Orden de Calatrava, una orden de caballeros y se podían ver en sus vestimentas y como insignia en sus armas y escudos listos para la batalla. Cuando la cruz cambió de color, el significado del color rojo de la cruz era en honor a la sangre derramada por los soldados y caballeros que cayeron en combate en las batallas contra el Islam.

Curiosidades

Podemos encontrar la Cruz de Calatrava con otros colores, como el verde (o sinople en heráldica), el cual en este caso representa a la Orden de Alcantara. También existe esta cruz con dos colores que pertenece a la Orden Montesa, el interior formando una cruz griega es de color rojo vivo (gulés) y los extremos de la cruz con la forma de la flor de lis en color negro. Estas cuatro formaciones (incluyendo la Orden de Santiago) eran las principales órdenes militares españolas de esa época.

El símbolo original de color negro también se puede encontrar en los murales del castillo de Calatrava en Alcañiz (Teruel). Este castillo fue una donación a la Orden en el año 1179 a manos del Rey Alfonso II de Aragón a modo de recompensa por los servicios prestados. Estas pinturas que se encuentran en los murales fueron realizadas entre los siglos XIII y XIV.

La Cruz de Calatrava se puede encontrar fácilmente en la arquitectura popular, fachadas antiguas y vallados de algunas ciudades manchegas y sobretodo en la actual Ciudad Real. Aunque no se limita solamente al terriorio manchego, también podemos encontrar este símbolo en ciudades como Jaén.

Compartir